Daniel Castoldi (43) es un apasionado de las fuerzas de seguridad. Siendo adolescente, estuvo un tiempo en la Fuerza Aérea. Luego estudió en la Escuela de Suboficiales de Prefectura, en Zárate, y permaneció allí durante tres años, entre 1991 y 1994, hasta que decidió ser policía. A partir de 1995 se convirtió en agente de la Bonaerense y su actual destino es la Patrulla Motorizada de la Jefatura Departamental Moreno, de la cual es el jefe. Hace cinco meses estuvo al borde la muerte junto a su mujer, al inhalar monóxido de carbono de un calefón. Y el lunes pasado estaba patrullando las calles cuando un caso de inseguridad lo dejó otra vez agonizando, al recibir dos balazos por parte de motochorros, por lo que ahora está peleando por su vida.

El teniente fue hallado tirado en la calle, agonizando, en la esquina de Beato Escrivá de Balaguer (ex Argentinidad) y Camino de La Ribera, en jurisdicción de comisaría 1° de Moreno, en el barrio Cascallares. Un vecino de 40 años que pasó por el lugar lo encontró, alrededor de las 19, y llamó al 911. De allí lo trasladaron al Hospital Mariano y Luciano de la Vega. De acuerdo a fuentes policiales, esta tarde lo derivaron al Hospital Militar Central, en el barrio porteño de Belgrano, adonde permanecía en estado grave y con pronóstico reservado, en una sala de cuidados intensivos.

Un jefe de la Motorizada persiguió a dos motochorros y le pegaron dos balazos

Daniel Castoldi (43), baleado en Moreno, tiene casi 22 años de antigüedad en la Policía bonaerense.

Según reconstruyeron los investigadores, Castoldi, padre de dos nenes, estaba persiguiendo a dos motochorros cuando lo atacaron a tiros. Uno de los disparos le ingresó en la axila derecha y el restante en el pecho. Como tenía el chaleco antibalas colocado, buscaban determinar si falló el material blindado.

Las fuentes contaron a Clarín que Castoldi había avisado al Comando que estaba persiguiendo a una moto de potente cilindrada en la que se desplazaban dos hombres no identificados. Desde entonces no supieron más nada de él hasta que lo hallaron malherido, al lado de su moto. Tenía puesto el casco y el chaleco antibalas. El tiro en la axila le produjo la perforación de pulmón derecho, lo que originó un “hemoneumotórax”. Asimismo, un proyectil le quedó alojado en la columna vertebral.

Un jefe de la Motorizada persiguió a dos motochorros y le pegaron dos balazos

La familia del policía Daniel Castoldi, baleado en Moreno, el lunes a la noche en el Hospital Mariano y Luciano de la Vega. (Mario Sayes)

Está inconsciente. Su madre está destrozada. Estamos rezando todos para que logre recuperarse”, le contó a Clarínuna familiar del teniente baleado.

Por la gravedad de su estado de salud, pidieron 20 dadores de sangre en el hospital, de acuerdo a un radiograma firmado por el titular de la Jefatura Departamental Moreno, comisario mayor Ángel Bello.

El caso provocó numerosas muestras de apoyo en las redes sociales de parte de sus amigos, sus familiares, sus compañeros y los comerciantes de Moreno. “Te estamos esperando Compadre, Amigo y Compañero!!! Todos pidiendo por vos, yo sé que vas a salir de está, te quiero mucho!!!”, le escribió Claudio Roldán.

Un jefe de la Motorizada persiguió a dos motochorros y le pegaron dos balazos

La moto de Daniel Castoldi (43), baleado en Moreno. Tiene casi 22 años de antigüedad en la Policía bonaerense.

El 12 de mayo, el día posterior al incidente doméstico que casi le cuesta la vida, Castoldi escribió: “Ayer volví a nacer. Gracias a mi mujer, que fue más fuerte que yo, que pudo hacer todo lo que tenía que hacer yo. Lo hizo ella, pensando en nuestros hijos, gracias amor, te amo por siempre y para siempre. Gracias cuñado, que si no hubiese sido por vos no llegaba con vida al hospital… gracias y gracias por darme una nueva vida”.

El ataque es investigado por la fiscal Luisa Pontecorvo, de la UFI N° 3 de Moreno-General Rodríguez. Hasta anoche no había detenidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here