Más de 1.000 policías fueron movilizados en Japón, en una impresionante operación para hallar a un ladrón que se evadió de una prisión abierta.

Tatsuma Hirao, de 27 años, se fugó el domingo por la noche del centro penitenciario de Matsuyama, ubicado en la ciudad de Imabari (sudoeste).

“Hemos desplegado un total de 1.200 policías” para localizar al fugitivo, declaró un investigador de la policía local, Masafumi Shigematsu. El hombre se evadió de un dormitorio de este “establecimiento abierto” en el que los detenidos pueden desplazarse libremente.

“Confiamos en ellos, creemos que son capaces de controlar sus deseos de evasión”, explicó un responsable de la prisión, Mutsuhiro Kawauchi.

Tras la fuga de Tatsuma Hirao, un coche fue robado, y luego hallado en la isla de Mukaishima, a unos 10 kms del lugar donde se concentran las búsquedas.

Un habitante de la isla relata haber encontrado una nota en la que se indica: “Tomé prestado su coche, pero no lo voy a dañar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here