Un agente del Servicio Penitenciario de Córdoba (SPC) fue detenido y puesto en situación pasiva luego de que intentara ingresar con celulares y drogas al Complejo Carcelario “Francisco Luchesse” de Bouwer. La Jefatura del SPC dio inmediata participación a la Fiscalía de Lucha contra el Narcotráfico y al Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario.

Se trata del suboficial ayudante Roberto Fernando Montoya, que intentó ingresar para prestar servicios en la guardia interna del Módulo MX2, con una mochila en la que llevaba 13 celulares, 16 chips, 11 cargadores, 6 auriculares, un envoltorio con 460 pastillas (psicofármacos) y 110 envoltorios pequeños cargados de cocaína, que en total sumaban 92 gramos.

El agente fue detenido, pasadas las 8, por sus propios colegas, en el marco de los operativos de control y requisa que se realizan rutinariamente al persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here