“Pasaba por el lugar y el muchacho me saluda justo cuando está abriendo la puerta de adelante del auto. Hago dos o tres pasos más y abre la de atrás. Y ahi se da cuenta que la nena está dentro del auto”, relató.

“Empezó a gritar ‘la gorda, la gorda’ y yo pensé que era algo con el perro que ellos tiene. Y le digo ¿qué pasa? se tira en el piso y dice ‘me olvidé la gorda'”, relató.

“Cuando hizo eso y por lo desgarrador de los gritos pensé que algo pasaba dentro del auto y me metí. Ahí veo muerta a la beba toda morada, inflada y con el chupete en la boca tenía un saquito puesto”, contó aún consternada.

Cinthia lo increpó diciéndole “hijo de tu madre como te vas a olvidar a la nena”. “Era un sofocamiento dentro del auto, un calor. Fue terrible ver eso. Anoche no dormí. No me lo puedo sacar de la cabeza”, cerró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here