Un albañil fue condenado a tres años de prisión efectiva en la Cámara del Crimen de Villa María, luego que admitiera haber vendido drogas en la vecina localidad de James Craik, donde fue detenido el pasado 26 de junio.

La pena recayó en Mario Alfredo Suárez (50), alias “Topo”, quien fue declarado autor responsable de “comercialización de estupefacientes”, un delito que es legislado por el artículo 5º la Ley Federal Nº 23.737 y es castigado con cárcel de cuatro a 15 años.

Suárez confesó el hecho de narcomenudeo y posibilitó que el juicio oral y público se abreviara, aunque a la hora de los alegatos el fiscal Francisco Márquez y el abogado Eduardo Rodríguez difirieron en el monto de la sanción a aplicar.

El acusador público solicitó el mínimo legal, es decir cuatro años, mientras que el defensor planteó la inconstitucionalidad de la escala penal y pidió que su cliente recibiera una condena de tres años.

Al dictar sentencia, el juez Félix Martínez hizo lugar al planeo de Rodríguez y terminó imponiendo la pena requerida, por lo que con buena conducta y una pericia psicológica favorable, el trabajador de la construcción podrá obtener la “libertad condicional” el próximo 26 de febrero, cuando cumpla ocho meses entre rejas.

El “Topo” Suárez nació en James Craik el 3 de enero de 1968 y se domicilia en Corrientes sin número de esa población, y fue detenido en flagrancia sobre calle Martín Fierro (a la vuelta de su casa), luego que le vendiera seis gramos de cocaína a un consumidor.

Fuente: El Diario de Villa Maria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here