Era presentador de eventos en San Nicolás y tenía un programa de radio en una emisora local. También formaba parte de una productora que trabajaba en la promoción de bandas musicales. Multifacético, carismático y siempre mostrándose en público. Pero ésa era sólo una cara de la moneda. Detrás de esa faceta pública escondía a un temible violador serial.
Marcelo Escobar es de San Nicolás. Tiene 40 años, esposa y tres hijos. Era conductor de un programa vespertino en Radio Full 101.9. Es locutor, se encarga de la conducción de eventos sociales y forma parte de la productora M.P.M Producciones, que representa a distintas bandas locales, organiza eventos y coordina los shows, según publica en las redes sociales. En su perfil de Facebook compartía con sus contactos los eventos en los que participaba, promocionaba bandas e interactuaba con la audiencia de su programa. Así lo describió por ejemplo el Diario Perfil.

RELACIONADO CON LA COMUNIDAD
Marcelo Escobar fue detenido el 21 de agosto pasado. Unos días antes había conducido la fiesta por el Día del Niño del club Banfield de San Nicolás, de la que participó el intendente de la ciudad y ex ministro de Salud bonaerense, Ismael Passaglia. Lo descubrieron gracias a que la última víctima (una adolescente de 14 años) fotografió con su celular la patente del Duna con el que se movía Marcelo Escobar. Pero había más.

EN ROSARIO
Días atrás, el juez rosarino Juan Andrés Donnola lo imputó por los abusos sexuales de otras 17 chicas en Rosario, cometidos entre abril de 2014 y el mismo mes de 2016. Además, se le informó la decisión de que siga preso en el penal de Coronda hasta el juicio. Según fuentes consultadas, el locutor viajaba regularmente a esa ciudad porque su mujer tenía familiares.
“Contextura robusta, barba candado, de unos 35 a 40 años, pelo corto negro con jopo”. Esa es la descripción que realizaron 18 chicas sobre el hombre que había abusado de ellas. Algunas de las víctimas aportaron algún dato más, pero todas coincidieron en que se presentaba como policía de Antinarcóticos (nunca perteneció a la fuerza de seguridad) y las obligaba a subirse a su auto para supuestamente llevarlas a la comisaría. Usaba un handy con el que simulaba hablar con otros policías, y las amenazaba con un arma. Luego las manoseaba (a 12 de ellas las violó), las obligaba a volver a subir al auto y las hacía bajar en alguna esquina de Rosario.

SE PRESENTABA COMO POLICIA
Para la  fiscal Carla Cerliani se trata de un violador serial que tenía como “modus operandi presentarse como policía, mostraba una credencial falsa de la fuerza para no generar sospecha y le decía a la víctima que debía llevarla a la comisaría para confirmar si era la persona que estaban buscando porque la habían denunciado como dealer”.
Las víctimas eran jóvenes de entre 14 y 25 años, y los ataques se produjeron entre las 16 y las 22.30. La mayoría fueron por la noche. Dos de las chicas destacaron que el abusador llevaba cadenitas en el cuello y anillos, de los cuales dos eran del tipo sello con una M grabada.
Fuentes judiciales explicaron a Perfil que “en seis casos (de los 17) los resultados de los exámenes de ADN fueron positivos, y en los restantes hubo reconocimientos positivos”.
Marcelo Escobar podría pasar el resto de su vida tras las rejas. De hecho, la fiscal Carla Cerliani adelantó que pedirá la máxima pena que establece el Código Penal con el agravante del uso de arma de fuego: “Podrían caberle cincuenta años de prisión”.

CASOS ESTREMECEDORES
Más allá de los casos en los que las muestras extraídas a las víctimas coincidían con su ADN, y de los rasgos que coinciden en las descripciones, el modus operandi de Marcelo Escobar ofrece aristas casi calcadas en los 18 casos de abuso sexual que se le atribuyen. En todos los hechos baja de un auto, se presenta como policía, usualmente de drogas peligrosas, y convence a sus víctimas — jóvenes y adolescentes humildes a quienes aborda en zonas cercanas a la circunvalación— de subir al vehículo con la excusa de llevarlas por un procedimiento.
Todas refirieron haber visto un arma que no siempre llegó a usar. A muchas las amenazó con dispararles y tirarlas al río. A la mayoría las llevó en el auto, tras violarlas, hasta un lugar cercano a donde las había abordado. Y según las denuncias nunca empleó preservativo.
Su accionar estuvo impune hasta agosto, cuando la última de las denunciantes tomó la patente del auto en el que se movía junto con otros hombres vestidos de policías que la abordaron cuando salía de la escuela en Avellaneda y Doctor Riva. El Diario La Capital de Rosario hizo un relevamiento completo, que compartimos por SN24:

** 4/4/2014 a las 22.30
A. R. esperaba un colectivo en San Martín y Garibaldi cuando el falso policía le preguntó por unos jóvenes. Mientras fingía hablar por handy, le pidió que lo acompañara a la comisaría para averiguar sus antecedentes. Al llegar a un descampado, la chica de 18 años preguntó dónde estaba la comisaría. El respondió que debían esperar, pero enseguida dijo que podrían arreglar de otra forma. Ella le ofreció plata, él no aceptó. Le dijo que se dejara revisar si tenía droga así la llevaba otra vez a la parada del colectivo. Tras forcejear, la tiró sobre unos pastos y la violó. Cuando pudo, la joven huyó corriendo hasta un Fonavi.

** 28/05/2014 a las 20.30
En Juan José Paso y Argerich el falso policía le dijo a G. L. que buscaba a una chica parecida a ella que vendía droga. La joven de 19 años subió al auto y llegaron a un descampado en Baigorria donde él dijo que debían esperar a una pareja de dealers. Enseguida la hizo desvestir, la manoseó, sacó una pistola y le dijo que no se pusiera nerviosa porque le iba a pasar lo mismo que a otra chica a la que le disparó en la cabeza. Arma en mano, la obligó a que le practicara sexo oral y la violó por la cola.

** 08/10/2014 a las 16.30
En Eva Perón y Paraná L. R. subió al auto del falso policía, que se colocó el arma en su cintura. En un predio arbolado junto a un arroyo hizo bajar del auto a la chica de 16 años y comenzó un manoseo con la excusa de buscar droga bajo el corpiño. Luego la violó sin preservativo.

** 20/10/2014 a las 20
R. P., de 15 años, fue interceptada en Juan José Paso y Garzón por el falso policía que le pidió sus datos. Mientras fingía transmitirlos por un nextel con la excusa de que la había visto vendiendo drogas con otros chicos, le dijo que subiera al auto que él debía llevarla a un lugar de rehabilitación de menores. En un camino de tierra, la hizo bajar para requisarla y la violó. Luego la llevó en su auto y la amenazó con que no contara nada porque tenía sus datos.

** 10/11/2014 a las 21.30
J. C. fue abordada en Ovidio Lagos y Arijón por el falso policía, que la “detuvo” por vender drogas. Una vez en el auto, le dijo que podrían solucionar el problema y luego de varias vueltas, llegaron a un descampado donde la hizo bajar y violó sin preservativo a la joven de 21 años. Luego la llevó hasta Pueyrredón y Arijón y le dio 40 pesos para que volviera a su casa.

** 15/12/2014 a las 18.10
N. S. fue abordada por averiguación de antecedentes. La chica de 15 años subió al auto del falso agente y llegaron a un sitio arbolado. La desvistió y le dijo que si se resistía la mataría y tiraría en un río. Arma en mano, la obligó a practicarle sexo oral.

** 07/04/2015 a las 18.30
En Gorriti y Provincias Unidas le dijo a M. V. que buscaba a una chica como ella por vender drogas. En un descampado manoseó a la chica de 15 años pero ella se resistió. El sacó el arma, le amenazó con tirarla al río y le dijo que debía tener sexo con él para que no ir presa. Luego la violó.

** 16/06/2015 a las 22
A. V. iba con su novio —ambos de 17 años— por Provincias Unidas y Rivarola cuando el falso policía les dijo que buscaba a una parejita que había robado y tenía que llevarlos a la comisaría para identificarlos. Subieron al auto, pero enseguida hizo bajar al chico. Llegó con la chica a un descampado y la hizo bajar del auto para requisarla. La manoseó y le dijo que se bajara la calza, pero ella se negó. El dijo que se había cansado y la dejó en una calle de la zona.

** 02/07/2015 a las 20
I. F. estaba en México y French cuando el falso policía le dijo que dos detenidos en un operativo la habían sindicado como vendedora de droga, por lo cual debía arrestarla. Llevó a la joven de 22 años hasta un sitio arbolado y le hizo sacar la ropa. Le apoyó un arma en la nuca y la amenazó de muerte. Luego la violó por la cola reiteradas veces.

** 15/09/2015 a las 20
A. R. fue abordada en Presidente Perón y Castellanos. El falso policía le dijo que debía llevarla hasta donde había un operativo antidrogas para identificarla. En el camino hablaba por nextel con alguien que le decía que la revisara. El la manoseó y ella empezó a llorar y gritar. El le dijo por teléfono a su interlocutor que ella estaba nerviosa y le parecía que no tenía nada que ver. Minutos después la dejó en Constitución y Riobamba.

** 24/10/2015 a las 19.45
M. U., de 16 años, caminaba con su prima de 13 por Juan José Paso y Sabín cuando el falso policía les dijo que estaban implicadas en un operativo de drogas. Tras preguntar por teléfono cuál servía para el caso, hizo bajar a la más chica en Sorrento y Casiano Casas. Siguió con M. hasta una zona arbolada donde paró el auto, sacó un arma, le dijo “dejate coger porque te voy a pegar tres tiros y te voy a dejar tirada en este descampado”, y la violó. Luego repitió la escena en otro descampado.

** 02/01/2016 a las 17
R. R., de 15 años, estaba en La Paz y Provincias Unidas cuando dos hombres armados se presentaron como policías y le dijeron haberla visto con dos sospechosos. Un hombre delgado de bigotes la subió al auto. En el trayecto le dijeron que podían tirarla al río para que nadie la hallara. En una cortada Marcelo E. la violó y luego observó riéndose cómo su compañero hacía lo mismo.

** 08/04/2016
D. T. fue abordada en Cullen y Juan José Paso por un falso policía que le dijo que tres detenidos le habían dicho que ella tenía droga y debía identificarla. Cerca del bosque de los Constituyentes y sin bajar del auto le dijo que se sacara las zapatillas para revisarla. La hizo desvestir, la manoseó, pero la chica de 14 años se largó a llorar y él desistió. La dejó en Bielsa y Perú.

** 11/04/2016 a las 22
En la puerta del cementerio La Piedad el falso policía le dijo a A. S. que dos jóvenes la habían acusado de venderles droga y debía llevarla ante una jueza. Así llegaron a una zona sin luz donde él comenzó a manosearla y ella a llorar. El le dijo que la tiraría al río y la obligó a practicarle sexo oral. Puso en marcha el auto y llegó a otro callejón oscuro donde la hizo bajar y la violó.

Tres jóvenes que evitaron ser violadas
En tres casos las víctimas del violador serial evitaron la concreción del abuso.

** 29/11/2014 a las 18
M. L. subió al auto en Biedma y Riccheri. El falso agente la manoseó buscando droga. Circularon por la zona mientras él hablaba por teléfono. En un descampado paró el auto. Ella se sacó las ojotas y huyó corriendo hasta un club de Uriburu y Avellaneda.

** 09/03/2015 a las 16
M. B., de 21 años, iba en moto por Godoy y Perú cuando desde un utilitario el falso policía le dijo que una cámara la detectó pasando un semáforo en rojo y para que no llevaran la moto debían ir al corralón. Dejaron el rodado en una estación de servicio y en un descampado él sacó el arma de la guantera. La manoseó y cuando iba a penetrarla ella le dijo que estaba embarazada y que podía contagiarle un virus. El desistió.

** 06/01/2016 a las 22
D. Z. estaba en Batlle y Ordóñez cuando el falso policía le dijo que debía identificarla en un destacamento. La joven de 19 años intentó tirarse del auto al llegar a un descampado. El la manoseó. Ella escapó pero él la alcanzó y la arrastró a punta de pistola. Entonces pasó un camión y el chofer vio lo que pasaba. El subió a la joven al auto y la dejó cerca del City Center.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here