En la ciudad de Aden, en Yemen, cientos de personas se reunieron a primera hora de la mañana del 7 de febrero cerca del club Al Nasr para contemplar cómo ejecutaban a dos hombres acusados de pedofilia. Los protagonistas que se encontraban en el centro de la multitud eran Wadah Refat y Mohamed Jaled, dos jóvenes de 28 y 31 años, según ha informado el periódico El Mundo.

Los dos hombres fueron acusados hace meses de haber secuestrado y violado a un niño de tan solo 12 años en mayo de 2018. Los hechos sucedieron cuando el pequeño se encontraba jugando cerca de la vivienda de uno los acusados. Fue entonces cuando los dos hombres adentraron al niño en la vivienda y, allí mismo, lo violaron en repetidas ocasiones.
RTX6LOAU
“Tras la violación, no pudieron acallar los gritos del niño que suplicaba ayuda. Uno de ellos agarró un cuchillo y le rajó el cuello”, aseguraba el informe que se redacto durante el juicio. En el litigio, también fueron acusadas otras dos personas.
Una mujer de 33 años fue acusada de haber ayudado en descuartizar el cuerpo del niño de 12 años. Sin embargo, ella será ejecutada en los próximos meses ya que en la actualidad se encuentra embarazada. En cambio, el cuarto hombre que fue acusado en el juicio tan solo tendrá que cumplir con una condena de cárcel.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here