Senasa acudió ante el llamado de un vecino de Casa Bamba y miembro de la Asamblea por la Reserva del mismo nombre para verificar la muerte por rabia de dos potrancas.

Además, vale aclarar que los primeros días de agosto se confirmó un primer caso de rabia detrás de la Central San Roque, camino al Huaico y se sumaron un caso más en El Chorrito, más los tres antes mencionados en Casa Bamba, es decir, dos yeguas y una cabra.

Por esto mismo, los médicos del Senasa se llevaron los cuerpos para confirmar lo que sospechaban, que la muerte había sido por rabia.

Este temido virus es transmitido por vampiros, una especie de murciélagos muy diferentes a las colonias que habitan La Calera. Dicho vampiro se alimenta de sangre de los animales y así va transmitiendo la enfermedad.

Asimismo, varios veterinarios del Senasa estuvieron buscando las cuevas pero no tuvieron éxito alguno.

En cuanto a la posibilidad de encontrar una solución, los profesionales de la salud animal aclararon que no tienen vacunas, que éstas deben ser proporcionadas por la Municipalidad. En este sentido, se debe vacunar a todos los animales a 10 kilómetros a la redonda de los focos que fueron denunciados.

Desde la Asamblea por la Reserva Bamba también informaron que el secretario de salud de La Calera, Doctor Ramos, está al tanto de esta preocupante situación, por lo que se espera que a la brevedad se consigan las vacunas para aplicar a todos los animales en riesgo.


Como medidas de precaución:

  • No tocar al animal con signos de rabia, sobretodo en la cabeza ya que el virus se transmite por la saliva.
  • Vacunar a los animales domésticos, cabras y caballos.
  • No manipular el murciélago y comunicarse con el Senasa al 0800-999-2386.
  • Si hay sospechas de rabia comunicarse urgente con un veterinario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here