Gabriela Mira, abogada vinculada a cuestiones de género y niñez, reflexionó sobre el caso de Wanda Navarro, la joven de 15 años que era víctima de una red de abuso sexual y fue asesinada hace dos semanas.

“Debemos pararnos como padres y mujeres delante de nuestros hijos porque los están matando (…) esta niña vivió un infierno, está pasando acá, en Jesús María ¿Qué otras historias de terror están rondando en torno a nuestro hijos?”

Y precisa respecto al vínculo posible entre los adultos y los adolescentes, niños y niñas:

“Nunca la relación entre un menor y un adulto puede ser consensuada, ellos no pueden dar consentimiento libre”, explica.

La abogada invitó a los padres a observar las cuestiones que afectan a los menores de nuestra comunidad: entre ellas el abuso sexual, el consumo de drogas ilegales y el acceso a las legales como el alcohol.

Para la letrada la causa de estas situaciones es el miedo a “ponerle límite a los chicos”, y que hay que “acabar con la hipocresía” y “reconocer lo que pasa”. También señala que hacer visible el consumo  va de la mano de “empoderar a los jóvenes”.

Fue crítica con los padres que autorizan a sus hijos a hacer previas en su casa, sin embargo consideró que los comerciantes que reciben a menores en sus boliche “hacen su negocio”.

Finalmente recomendó solicitar a los menores la activación del GPS cuando salen, identificar su red de contactos y poseer las contraseñas para  acceder a sus redes sociales. Acciones que suma a una red de contención de los mayores de nuestra comunidad.

Fuente: Radio Jesús Maria

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here