Detuvieron en el centro de la ciudad de Córdoba a un funcionario judicial por fotografiar a mujeres por debajo de sus polleras. Incluso, hasta filmaba videos de las partes íntimas de sus víctimas.

El atacante, identificado como Mariano Hernán Cipolla Sánchez, violó el Código de Convivencia, aunque no se le considera delito porque ninguna de las mujeres realizó la denuncia penal. 

El degenerado se desempeña como Secretarío  del Juzgado Penal Juvenil de 6ª nominación de Córdoba. Cuando se aproximaba a las mujeres que pasaban cerca de él, colocaba el smartphone personal debajo de su falda y fotografiaba o tomaba videos de sus partes íntimas. 

Según lo informado, el caso llegó a consulta de una fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual, pero desde allí indicaron que el hecho sólo configuraba una violación al artículo 51 del Código de Convivencia Ciudadana, en su capítulo 1 “Del respeto a la integridad física, psíquica y moral”.

Ese artículo, referido a “Molestias a personas en sitios públicos”, sostiene: “Serán sancionados con hasta tres días de trabajo comunitario, multa de hasta seis unidades de multa o arresto de hasta tres días los que molestaren a otra persona afectando su decoro personal mediante gestos, palabras o graficaciones en la vía pública, lugares de acceso público o desde un lugar privado con trascendencia a terceros”.

El sujeto fue detenido en la vía pública, aunque dos horas después fue liberado gracias a su condición de funcionario judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here